Comité de Nacional de Paro en Colombia suspendió las movilizaciones
0

DOBLE LLAVE – La violencia se acentuó la madrugada del sábado 15 de mayo contra la ciudad colombiana de Popayán, capital del departamento del Cauca, donde un joven murió al parecer por el disparo de una granada aturdidora de la Policía y al menos 40 personas resultaron heridas.

“Rechazamos la muerte violenta de Sebastián Quintero Munera, estudiante de Ingeniería Informática de la Institución Universitaria Colegio Mayor del Cauca”, expresó la Alcaldía de Popayán en un comunicado, en el que confirmó las cifras de víctimas y clamó porque “pare la violencia que hoy vivimos”.

Las protestas en esa ciudad se desataron luego de que se conociera el caso de la muerte de una menor de edad que denunció agresiones y abusos sexuales en una comisaría en la ciudad donde fue retenida.

Los manifestantes quemaron un carro y rayaron y pintaron varias instituciones del Estado

La abuela de la menor denunció que cuando regresó de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) a donde la llevaron, volvió con moretones en el cuerpo y le dijo que la habían manoseado.

La menor apareció inconsciente en su casa el jueves y la llevaron a un hospital, donde no pudieron reanimarla.

Durante la jornada en Popayán se vivieron momentos difíciles por la arremetida del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía, que incluso atropelló a manifestantes con una tanqueta, así como por la quema de la URI donde supuestamente fue abusada la menor y de la sede del Instituto de Medicina Legal.

Le puede interesar: Se extiende crisis de combustible en Estados Unidos

Gabriela Morales

Con información de medios internacionales y redes sociales

Bancamiga abril 2021

Artículo anterior

El diario El Nacional califica de “proceso ilegal” embargo de sede

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas