0

DOBLE LLAVE – La misión de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos que investigó los incidentes ocurridos en las protestas de noviembre de 2020 en Perú concluyó este martes que la Policía “hizo un uso innecesario y excesivo de la fuerza”.

La misión, que llevó a cabo sus investigaciones en Lima del 17 al 22 de noviembre, destacó entre otras conclusiones que los agentes de Policía no hicieron distinción entre manifestantes pacíficos y una minoría que presuntamente actuó de forma violenta.

La alta comisionada de la ONU para derechos humanos, Michelle Bachelet, señaló al publicarse los resultados de la misión que “el Estado debe defender el derecho de las víctimas y sus familias a la justicia, la verdad y la reparación, incluida la no repetición”.

Miles ciudadanos provocaron la destitución del presidente interino, Manuel Merino por lo que el cargo fue dado luego a Francisco Rafael Sagasti

Las protestas iniciaron el pasado 9 de noviembre, a raíz de que el Congreso destituyera al presidente Martín Vizcarra, y los sucesos más graves se registraron el día 14 de ese mes, en el que hubo dos muertos y casi 200 heridos.

En este sentido, el informe de la oficina de la ONU, que entrevistó a víctimas y testigos, afirma que la policía disparó perdigones con escopetas de calibre 12 y cartuchos de gas lacrimógeno contra la cabeza y la parte superior del cuerpo de los manifestantes, “de manera indiscriminada y a corta distancia”.

Quizás sea de su interés: Saren atenderá durante la flexibilización en todas sus oficinas del país

 

Gabriela Morales

Con información de agencias y medios internacionales

 

Piñera y su esposa en cuarentena por sospecha de COVID-19

Artículo anterior

Trump desestimó la apertura de otro juicio político en su contra

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas