Las autoridades británicas introdujeron la querella tras un accidente que sufrió el actor Harrison Ford
0

Por una pierna rota, Foodles Production -una empresa subsidiaria de los estudios Disney en Gran Bretaña- podría pagar una millonada; y es que las autoridades británicas están demandando a la compañía por no mantener un ambiente de trabajo seguro para sus empleados. La querella viene porque durante la filmación de Star Wars: El Despertar de la Fuerza en los estudios Pinewood de Londres, el actor Harrison Ford se rompió la pierna derecha luego que una puerta metálica de la nave Millenium Falcon le cayera encima.

Ford, que en ese momento tenía 71 años, fue trasladado en helicóptero a un hospital donde fue operado. Si bien el actor se recuperó sin problemas, el departamento de salud británico no dejó pasar este evento. En un comunicado, Foodles Production indicó que «están decepcionados» por la demanda, y que la protección y seguridad de todo el personal involucrado en la producción de sus películas es prioridad.

Por los momentos la demanda no supone un problema mayor para la empresa, porque de llegar a un acuerdo económico con Gran Bretaña, los productores tienen más de 2 billones de dólares, producto de las ganancias que ha dejado el último capítulo de la saga Star Wars. 

Jefferson Díaz

Con información de Epicstream.

Fotografía Gettyimages.

Acuerdan cese al fuego en Siria

Artículo anterior

Ataque en Yemen deja cinco muertos

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas