La investigación sobre Derechos Humanos señala que organismos de seguridad del Estado venezolano la han usado como forma de tortura
0

DOBLE LLAVE – Este miércoles 16 de septiembre la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos de la ONU sobre Venezuela, destacó que la violencia sexual es un método de tortura que utilizan con frecuencia, los organismos de seguridad del Estado, especialmente la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), señala el escrito.

El documento que presentó la misión registró 45 incidentes en los que se incluyen 89 actos específicos de violencia sexual, mismos que fueron aplicados a diversas víctimas.

Asimismo, el informe explicó que dichos actos ocurrieron así:

  • Nueve en contexto de manifestaciones
  • 34 durante interrogatorios o detenciones de disidentes u opositores
  • Dos en medio de operaciones de seguridad

Esta situación la corroboró el exdirector del Sebin, Cristopher Figuera, quien explicó a la misión que el ente de seguridad del Estado mantenía un
“comportamiento cultural de tortura”.

El ente reportó 89 actos específicos de violencia sexual

El ente reportó la investigación y verificación de 89 actos específicos de violencia sexual

Documentación de actos violentos

En el texto, de 443 páginas, la investigación independiente destacó que al menos el 74 % de los incidentes de violencia sexual se aplicó contra hombres, mientras que, un 30 % en mujeres. No obstante, la misión aseguró que la  cifra de víctimas puede ser mucho más alta, pues la mayoría de las personas no dice nada por miedo o falta de confianza en los organismos judiciales.

Los actos documentados y confirmados son:

  • Violación sexual utilizando partes del cuerpo u objetos (3 casos).
  • Amenazas de violar a personas o hacer que otras personas las violen (19).
  • Amenazas de violación u otros tipos de violencia de género contra familiares mujeres de las víctimas (5).
  • Violencia sexual incluyendo el manoseo de senos, glúteos y genitales y azotes (10).
  • Desnudez forzada incluso durante períodos prolongados (23).
  • Violencia dirigida a los genitales, incluidas las palizas o la aplicación de descargas eléctricas (24).
  • Requisas corporales invasivas e innecesarias a personas detenidas o visitantes (5).

El escrito explicó que, sumado a la lista anterior, se usan métodos de tortura como posiciones de estrés, asfixia, golpes, descargas eléctricas, cortes y mutilaciones, además de amenazas de muerte y maltrato psicológico.

La misión aseguró que muchos no denuncian los maltratos, por lo que las víctimas son más

La misión aseguró que muchos no denuncian los maltratos, por lo que las víctimas “son más”

El informe señala al Dgcim y al Sebin

El informe detalló que la Dgcim y el Sebin son los responsables de la mayoría de los actos de violencia sexual que registró, 24 y 10 respectivamente. Estos maltratos cayeron sobre ciudadanos vinculados a la disidencia militar o la oposición política.

La misión documentó que los funcionarios “utilizaron la violencia sexual como medio de tortura para obtener confesiones o información de las víctimas, infligiendo tanto dolor físico como humillación y angustia psicológica. Estos hechos se llevaron a cabo generalmente en los centros de detención de los servicios de inteligencia, en particular la Dgcim de Boleíta, el Sebin de El Helicoide y el Sebin de Plaza Venezuela (La Tumba), bajo el control de funcionarios de mayor rango. La Dgcim también perpetró algunos de los actos documentados en las casas clandestinas, denominadas casas seguras”.

De hecho, el equipo de investigación destacó que recibió información fidedigna de un hombre detenido que fue abusado en la Dgcim de Boleíta.

Además, Francisco Cox, miembro de la misión, afirmó que las autoridades de alto rango dentro de dichos organismos “tenían pleno conocimiento de este patrón de crímenes, que a menudo ocurrían en los mismos edificios donde trabajaban. La misión ha registrado los nombres de más de 45 funcionarios del Sebin y de la Dgcim directamente responsables que deben ser investigados y procesados”.

Adicionalmente, afirmó que otros actos de violencia sexual registrados vinculan a funcionarios de la GNB y la PNB durante las protestas antigubernamentales.

“Estos incidentes incluyen la violación de por lo menos dos manifestantes hombres y agresiones sexuales contra varias manifestantes mujeres. Además, funcionarios de la GNB y la PNB amenazaron con violar a hombres y mujeres detenidos, incluidas personas de la población Lgbti. Por ejemplo, una testigo detenida en 2014 dijo a la misión que funcionarios de la GNB retuvieron a una manifestante transgénero con los manifestantes hombres, y amenazaban con violarla cuando iba al baño”, precisó el documento.

Estos y otros hechos quedaron documentados en el Informe de la Misión Internacional Independiente de la ONU, que contabilizó diversas violaciones a los ciudadanos y que, además, acusó directamente al gobierno de Nicolás Maduro de estar al tanto de todos los abusos.

Los funcionarios usan la violencia frecuentemente

El documento considera que los funcionarios usan la violencia frecuentemente

De interés: Investigadores de la ONU acusan al gobierno de Maduro de crímenes de lesa humanidad

 

DOBLE LLAVE

Con información de El Nacional, informe oficial, agencias de noticias y otros medios internacionales

 

CNE extiende invitación a veedores internacionales para las próximas elecciones

Artículo anterior

Venezuela alcanzó 101 % del ajuste de producción establecido por la OPEP+

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas