0

Cuando se trata del cuerpo, los hombres son más reservados. Por eso no sorprende que las mujeres desempeñen un papel importante para su salud. Los hombres fuman más, toman alcohol más a menudo y suelen tardar más en ir al médico cuando están enfermos.

Los especialistas creen que esto se debe a que los hombres ven su cuerpo como una herramienta. Por eso no van al médico hasta que hay algo que les llama la atención o les duele mucho.

Muchos hombres solo se dejan revisar cuando están realmente enfermos. Sin embargo, las visitas regulares al doctor no bastan por sí solas para una vida sana. Para evitar enfermedades, hay cinco factores importantes: 1) una relación estable 2) movimiento regular 3) una alimentación balanceada 4) una rutina 5) precauciones médicas.

Una relación estable es un elemento importante porque, a partir de los 40 años, los hombres se enfocan en su entorno social y en una relación que funcione. Al parecer, las mujeres se las arreglan mejor solas. Para el hombre, en cambio, estar solo o en pareja hace la diferencia. Si están con alguien, prestan más atención a su alimentación y al ejercicio.

Una pareja puede ser algo muy sano para un hombre. De acuerdo con un estudio del instituto Robert Koch de Alemania los hombres que están en pareja viven en promedio dos años más que los solteros.

Y es que las mujeres adoptan muchas veces el papel de «gerente de la salud»: están pendientes de las próximas citas con el médico o de cuándo vencen las vacunas. Si el marido se siente mal, su esposa le recomendará no ir al trabajo. Si el hombre está solo, lo más probable es que subestime los síntomas.

Sin embargo lo ideal es, por supuesto, que el hombre se preocupe por su propia salud. ¿Cómo es posible tener una alimentación saludable a pesar de que se trabaja todo el día? ¿Cómo se puede eliminar estrés y cómo comenzar a moverse?

Es importante que los temas como la salud y la prevención se vuelvan algo que se tiene presente todos los días, ya que cuando se solayan estos temas, a largo plazo, las consecuencias pueden ser altamente graves.

La familia y la pareja juegan un papel importante en esto: si la alimentación durante el horario de trabajo es rutinaria, se puede organizar un día de cocina rica y sana junto a la familia durante el fin de semana.

Además, las familias deberían organizar actividades para los fines de semana como paseos, salidas en bicileta o partidos de voley. Lo bueno de esto es que se comparte tiempo en familia y a la vez se hace algo por la salud.

El movimiento es importante para evitar enfermedades, pero incluso sirve cuando los problemas ya han surgido. En el caso de la diabetes de tipo dos, se pueden bajar los niveles de azúcar. Además, la diabetes es más frecuente en hombres que en mujeres.

Sin embargo, hay algunas costumbres familiares que tampoco ayudan a la salud masculina, como la de darle al hombre de la familia los restos de la cena para que los termine.

Esto quiere decir que los cambios no dependen solo de ellos. Toda la familia puede modificar ciertas costumbres. También ayuda que la pareja le de a entender al hombre que lo quiere sano para poder compartir muchos años más con él.

Esa puede ser motivación suficiente para que un hombre se cuide más y busque ayuda médica cuando es necesaria, a fin de evitar problemas que pongan seriamente su salud en peligro.

LS

Con información dpa

Fotografía Gettyimages

Asesino podría obtener pena de muerte

Artículo anterior

Que no te roben tus ideas

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas