En medio de varios trabajos el bioquímico chileno, Mario Reyes, combinó grafeno, polvo de cobre y lactona, sin imaginar que obtendría una innovadora formula que repele al mosquito ‘Aedes aegypti’ que mantiene al mundo en emergencia sanitaria.

Reyes asegura la solución obtenida al combinarse con el detergente tradicional es suficiente para evitar la picadura del insecto que transmite enfermedades como el Zika, dengue y chincungunya.

Se trata de una “barrera biológica” que impide la picadura más no mata al insecto, pues según los científicos la estrategia debe orientarse a detener la reproducción, ya que es por esa razón que las hembras pican a los humanos para poder fecundar.

“Nunca buscamos una solución para el virus del Zika, teníamos los elementos y los juntamos en medio de otras investigaciones, eso fue lo que resultó “, aseguró quién además se desempeña como gerente general del Grupo Avance.

El descubrimiento sucedió debido a que el grupo produce lactona, un insecticida natural no tóxico y desarrolla grafeno, elemento que impide el paso del mosquito. Ante esto decidieron agregar el polvo de cobre como un antibacteriano natural.

De comprobarse la efectividad del detergente podría tratarse de un gran avance en la lucha contra el Zika y el dengue que afectan a gran parte de América.

En cuanto a la comercialización, Reyes aclaró que no están en capacidad de distribuir masivamente el producto debido a que su “musculo comercial es débil”.

No obstante su descubrimiento puede dar pie a la reproducción del producto por parte de compañías más grandes.

Yelimar Requena

Con información de El Comercio de Perú.

Fotografía Gettyimages.