DOBLE LLAVE – La exsfical de Venezuela Luisa Ortega Díaz denunció ante la Corte Penal Internacional (CPI) la muerte del concejal Fernando Albán. Asimismo, aseguró tener pruebas evidentes que vinculan su fallecimiento con el presidente Nicolás Maduro y la vicepresidente Delcy Rodríguez.

“Las órdenes de que se cumpla la persecución contra la disidencia política, que se cumpla el asesinato de jóvenes venezolanos como el caso de Fernando Albán, las está dando no solamente Nicolás Maduro, sino también Delcy Rodríguez”, manifestó la exfiscal de Venezuela.

Ortega, designada fiscal venezolana en el exilio por el Tribunal Supremo de Justicia, también en la misma condición, mantuvo una reunión de una hora y medio con el personal de la Fiscalía de la CPI y entregó “el testimonio de funcionarios del propio cuerpo policial que señalan cómo fueron los hechos”, según informaron agencias internacionales.

Fernando Albán perdió la vida el 8 de octubre en las instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde permanecía detenido por presuntamente estar involucrado en el fallido atentado con drones contra Maduro registrado en agosto.

Lee también: Gobierno de Maduro acusa a EE.UU. de incitar la violencia en Venezuela

Según la versión oficial, Albán se quitó la vida al lanzarse desde el piso 10; sin embargo, la exfiscal Ortega dijo que “fue un asesinato” y aseguró que portavoces del Gobierno y ministros dieron versiones diferentes de los hechos, que supondría que existen “contradicciones” en los relatos.

La jurista añadió que la autopsia que se le practicó al cuerpo del exconsejal, que mantiene que se trató de un suicidio, fue hecha “por una persona que no tiene credenciales para practicarla”.

Por Gerardo Contreras

Con información de NTN24

Recibe en tu teléfono contenido actual sobre seguridad y prevención en Venezuela y el mundo a través de Telegram: https://t.me/DobleLlave