0

Un grupo de investigadores de la Sociedad Estadounidense de Química (ACS, por sus siglas en inglés) se inspiró en el camuflaje de los calamares para desarrollar tecnología capaz de engañar a las cámaras infrarrojas.

El líder del proyecto, Alon Gorodetsky  explicó que durante el día los militares usan un uniforme marrón y verde para pasar desapercibidos, sin embargo quedan expuestos ante las cámaras durante la noche.

Los investigadores examinaron los iridocitos en la piel de algunos peces y reptiles, células que les permiten manipular el reflejo de la luz, y usando la proteína reflectiva que contienen crearon una membrana pegajosa que puede colocarse sobre la ropa y que ocultaría a los soldados de las cámaras.

AG

Con información de DSCOVRD

Fotografía Gettyimages

Falla seguridad en aeropuertos de USA

Artículo anterior

Asesinan a mujer en La Victoria

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Innovación