0

DOBLE LLAVE – La Junta de Seguridad Neerlandesa viajó a la ciudad belga de Lieja este lunes 22 de febrero, para investigar un avión de carga Boeing 747-400 que perdió varias piezas de las palas de la turbina tras sufrir un incendio, aparentemente en un motor, tras despegar del aeropuerto de Maastricht con destino a Nueva York.

El avión despegó del aeropuerto de Maastricht-Aachen con destino a Nueva York el pasado sábado, y el problema se detectó poco después del despegue, cuando uno de los motores se incendió y la aeronave empezó a perder piezas de las palas de la turbina, según la investigación preliminar de lo ocurrido.

Asimismo, la aeronave voló con tres motores hasta el aeropuerto belga de Lieja, al otro lado de la frontera, donde aterrizó y donde se encuentra todavía retenido hasta determinarse las causas de lo ocurrido.

Dos personas resultaron heridas leves en Meerssen por la caída de las piezas del avión, lo que también causó daños a varias casas y coches de la ciudad

Según la televisión neerlandesa NOS, la compañía aérea Longtail Aviation, con sede en Bermudas y propietaria del aparato, quiere trasladar el avión a Nueva York con un motor de repuesto lo antes posible, aunque asegura que cooperará con las investigaciones sobre las circunstancias del incidente.

En este sentido, la compañía Boeing recomendó el domingo suspender las operaciones de los 69 aviones del modelo 747 que se encuentran en servicio y de los 59 en almacenamiento, todos ellos con motores del tipo “Pratt & Whitney”.

Le puede interesar: Texas se mantiene sin agua potable tras una fuerte nevada

Gabriela Morales

Con información de dpa

UE sancionó a 19 altos funcionarios del gobierno venezolano

Artículo anterior

Tecnología de automatización ofrece documentos legibles a personas con discapacidad visual

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas