0

DOBLE LLAVE – Tras el ataque registrado el día de ayer, miércoles 20 de noviembre, en el que se lanzaron misiles contra un campamento de desplazados que causó una docena de muertos y decenas de heridos en el noroeste de Siria, la ONU pidió este jueves una “investigación a fondo” del “horrible incidente”.

En este sentido, en un comunicado ofrecido por el coordinador adjunto humanitario de la ONU para la crisis de Siria, Mark Cutts, aseguró que “resulta repugnante que los misiles golpeen civiles vulnerables, incluidos ancianos, mujeres y niños que se refugian en tiendas de campaña” e hizo un llamado para que el incidente sea investigado “a fondo”.

Por su parte, el Observatorio Sirio de Derechos Humanos acusó la tarde de ayer a las unidades del Ejército sirio de disparar misiles tierra-tierra contra el campo de desplazados de Qah cerca de un hospital materno-infantil en la provincia de Idlib, situado en la frontera con Turquía.

Según la ONU, que no acusa a ningún actor de la acción, “en ese ataque murieron 12 personas y decenas resultaron heridas”, mientras que el Observatorio eleva el número a 16, y explica que la mayoría eran niños.

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), apunta en su nota que “se ha informado de daños y destrucción de la infraestructura del campamento, incluidas las carpas. Un hospital materno cercano también sufrió daños y cuatro trabajadores humanitarios sufrieron heridas”.

De interés: Trump prometió divulgar sus datos fiscales antes de las elecciones

Rubén Vásquez

Con información de Agencias

Vuelve el gran bazar y festival gastronómico ADALIVE

Artículo anterior

Colombianos protestan contra política de Iván Duque

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas