0

El “no” se impuso este fin de semana tras las elecciones del referéndum en Grecia. Sin embargo, la tarea más difícil para el gobierno comienza ahora, Atenas debe convencer a sus socios de la Unión Europea de que el “no” no significa una ruptura con la UE ni el deseo de abandonar la eurozona.

De acuerdo con algunos analistas, el primer ministro griego Alexis Tsipras tendrá poco margen para negociar en las futuras reuniones con los acreedores. “Si no hay rápido un acuerdo con los acreedores, a Grecia ya sólo le queda un regreso a la dracma”. Afirmaron los analistas.

El Consejo del Banco Central Europeo, tomó la decisión tras evaluar los resultados de la votación en Grecia, donde la población mostró su rechazo a las políticas de ahorro exigidas al país por sus acreedores.

La mayoría de los analistas contaba con que el BCE mantendría los créditos mientras siga abierto el diálogo político, lo que ocurrirá mañana en Bruselas con una nueva cumbre extraordinaria de jefes de Estado y de gobierno de los 19 países miembros de la eurozona.

Los llamados créditos ELA “Emergency Liquidity Assistance” son desde hace meses la única fuente de dinero para los bancos griegos, por lo que la mayoría de economistas cree que las entidades quedarían condenadas a la quiebra si el BCE cerrara el grifo de los créditos.

En tanto, este lunes continuaban las largas filas delante de los cajeros automáticos para sacar los 60 euros autorizados por día. Los bancos seguían cerrados, sin que se sepa por ahora hasta cuándo.

PAB

Con información de dpa.

Fotografía de dpa.

Carabobeños listos para las lluvias

Artículo anterior

Roban 7 kg de oro en joyería

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.