0

DOBLE LLAVE – El Vaticano empezó el miércoles 14 de octubre a juzgar a dos curas, a uno por supuestos abusos sexuales en el preseminario San Pío X y a otro por encubrirlos como rector, la primera vez que se procesa un caso cometido dentro de su territorio.

El primer acusado es el sacerdote Gabriele Martinelli, de 28 años, acusado de usar su autoridad como coordinador de los seminaristas del preseminario entre 2007 y 2012 para abusar sexualmente de un joven, recurriendo también a las amenazas y la violencia.

En concreto, según se explicó, Martinelli obligó a la víctima a “soportar relaciones carnales, actos de sodomía, masturbación de él y del propio joven en diversos momentos y lugares dentro del Estado de la Ciudad del Vaticano“.

En ese entonces, tanto el agresor como la víctima eran menores de edad y se encontraban en el preseminario, situado dentro de los muros del Vaticano y que sirve para que los adolescentes aclaren sus inquietudes religiosas y decidan si inician la vida sacerdotal.

Actos libidinosos y homosexuales a la fuerza

Por su parte, Enrico Radice, de 71 años, es acusado de encubrir estos hechos como rector del preseminario y de ayudar en repetidas ocasiones a Martinelli a eludir las investigaciones en su contra, quien ante los fiscales de la Santa Sede, insistió en que desconocía los actos “libidinosos” y “homosexuales” ocurridos en su preseminario.

Las investigaciones comenzaron en noviembre de 2017 después de la publicación de estos hechos en el libro “Peccato originale” del periodista Gianluigi Nuzzi, y prosiguieron con otros reportajes como los del programa televisivo “Le Iene”.

Nuzzi fue juzgado y absuelto por el Tribunal vaticano por falta de competencias territoriales en 2016 por la filtración de documentos, se hacía eco en su libro de las denuncias del joven polaco Kamil Tadeusz Jarzembowski sobre lo que ocurría en este seminario.

Sin embargo, cuando en noviembre de 2017 surgieron nuevos elementos, la Santa Sede delegó en la diócesis de Como la investigación, durante la cual se adquirieron numerosos documentos y testigos, y el expediente se comunicó a la Santa Sede para la continuación del trámite.

Mientras tanto, la diócesis de Como, en espera del juicio, decidió limitar a Martinelli en el ejercicio del ministerio y fue suspendido de realizar actividades pastorales con menores y adultos vulnerables y también se tomaron medidas similares contra Radice.

Quizás sea de su interés: Justicia de Colombia ordena libertad del expresidente Álvaro Uribe

 

Gabriela Morales

Con información de medios internacionales y agencias de noticias

 

Freedom House: Venezuela posee el Internet menos libre del mundo

Artículo anterior

Colombia militariza su frontera con Venezuela ante llegada de miles de migrantes

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas