Consecomercio
0

DOBLE LLAVE – La presidenta de Consecomercio, Tiziana Polesel, advirtió que solo un 3 % de los comercios recibieron el crédito del Banco de Venezuela (BDV) para adquirir los equipos fiscales y adoptar el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF).

Polesel explicó que los empresarios requieren créditos porque las impresoras fiscales cuestan más de mil dólares y eso sobrepasa los costos operativos de los comercios, especialmente tras dos años de paralización comercial por la pandemia de Covid-19 y una leve recuperación económica que ocurrió progresivamente el año pasado.

La iniciativa del Seniat junto al BDV nació con el propósito de facilitar a los empresarios la adaptación al cobro del IGTF, sobre todo a las empresas que por lo costoso de su implementación no pueden invertir en las máquinas fiscales.

«Pero en la práctica, solo unas pocas empresas han logrado beneficiarse», advirtió Polesel, quien explicó que el crédito debe pagarse en seis meses, aunque antes se había ofrecido un plazo de 12 meses.

Además, añade que el acceso a estos créditos es restringido porque el banco se basa en una gran actividad comercial como condición para otorgarlo, pese a que la mayoría de los comercios tienen una actividad comercial en recuperación.

De interés: Volodímir Zelenski califica de “extremadamente difícil” la situación en el Donbás

Gabriel Velásquez

Con información de medios nacionales y redes sociales

Haga clic en el enlace para suscribirse a nuestro grupo de medios y noticias en Telegram: https://t.me/G_ELSUMARIO_Noticias

Expertos advierten que los alimentos aumentarán de precio

Previous article

Varios países donarán más ayuda militar a Ucrania

Next article

Comments

Comments are closed.

More in Destacadas