0

DOBLE LLAVE – La explosión que devastó el pasado 4 de agosto la zona portuaria de Beirut provocó un desastre humanitario de consecuencias aún confusas, tal como advierten las organizaciones que trabajan sobre el terreno y que actúan contrarreloj para paliar los graves efectos que tuvo y puede tener la tragedia en la vida de miles de personas.

“En solo un minuto, el mundo cambió para la población de Beirut”, explicó el miembro de la delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Basma Tabaja. Casi la mitad de la ciudad sufrió “daños significativos”, mientras que “casi 300.000 personas perdieron sus casas y sus pertenencias en un abrir y cerrar de ojos”, añadió en un comunicado.

Las autoridades locales elevaron por encima de los dos centenares el balance provisional de víctimas, mientras que los heridos se cuentan por miles. Además, la esperanza de encontrar supervivientes entre los escombros es cada vez menor y preocupan los efectos en quienes siguen con vida.

Beirut: Ciudadano herido después de la explosión

Tres grandes hospitales sufrieron daños o quedaron destruidos por las explosiones. Según el CICR, uno de ellos, con capacidad para gestionar 8.000 ingresos y 14.000 urgencias al año, no puede aceptar a día de hoy ningún nuevo paciente.

“Hay una pena enorme por los que fallecieron y los sobrevivientes necesitan un gran apoyo. Muchos sufrieron heridas que les cambiarán la vida y para otros este golpe, sumado a muchas otras crisis, es demasiado para poder gestionarlo por sí solos”, avisó Tabaja.

Una de las poblaciones que más preocupa es la de los niños

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), unos tres menores murieron por la explosión y otros 31 tuvieron que ser hospitalizados, si bien otras fuentes estiman que los heridos serían cerca de 1.000.

Por otra parte, al menos 120 escuelas con capacidad para 50.000 estudiantes sufrieron daños, a las que había que sumar una veintena de centros de formación profesional con unos 8.000 alumnos en total, explicó una portavoz de UNICEF, Marixie Mercado, al hacer balance sobre la situación humanitaria en Líbano.

Rescatistas siguen en la búsqueda de victimas bajo los escombros

Quizás sea de su interés: Tiroteo deja un muerto y 20 heridos en barbacoa multitudinaria en Washington

 

Gabriela Morales

Con información de dpa

 

Hospital de campaña en el Poliedro atiende a 251 pacientes asintomáticos

Artículo anterior

La vacuna rusa contra el COVID-19 se producirá en Brasil

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas