DOBLE LLAVE – El exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, que se encuentra pagando una condena de 12 años por corrupción, no podrá seguir disfrutando de los beneficios que tenía como expresidente por estar preso, informaron este jueves fuentes judiciales del país.

Lee más: Lula da Silva aceptó entregarse a la justicia brasileña

La medida fue dictada por el juez federal Haroldo Nader, de la sexta sala Federal del municipio de Campinas, para que el Estado suspenda “inmediatamente” los beneficios a Lula da Silva. La decisión se basó en la solicitud realizada a través de una acción popular presentada por Rubens Alberto Gatti Nunes, coordinador del Movimiento Brasil Libre (MBL).

Tras la decisión, Lula da Silva, quien fue Jefe de Estado de Brasil entre 2003 y 2010, perdió los beneficios que se les otorga a los expresidentes, tales como agentes de seguridad, transporte con conductor y asesorías, cuyo mantenimiento, según el juez Nader, lesionan el erario.

“El expresidente está bajo custodia permanente del Estado, en sala individual (hecho notorio), es decir, bajo protección de la Policía Federal, que le garantiza mucha más seguridad de lo que había tenido cuando estaba libre”, indicó el juez Nader.

Angélica Rodríguez

Con información de Globovisión

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave