DOBLE LLAVE – La nutricionista Ariana Araujo expresó que tener alergias alimentarias de forma recurrente debilita la flora bacteriana y abre la puerta a sufrir enfermedades o condiciones graves como la diabetes tipo 1.

De interés: Estudio revela posible vínculo entre el apéndice y mal de Parkinson

“Existen múltiples tipos de hipersensibilidades extremas y una persona puede sufrir varias. Las más comunes son la de la caseína (una proteína presente en la leche y sus derivados), y las de alimentos como los cítricos, el trigo, los huevos, los frutos secos y los mariscos”, señaló.

Existen múltiples hipersensibilidades extremas y una persona podría sufrir varias

Explicó que hay tres tipos de síntomas para las respuestas específicas del sistema inmunológico a ciertos alimentos o sustancias: Respiratorios, gástricos y cutáneos.

“Los respiratorios pueden ser mucosidad, asma y tos fuerte con flema; mientras los gástricos incluyen diarrea, gastritis y dolor de estómago. Las manifestaciones en la piel contemplan rosetones, sarpullido y picazón”, indicó.

Para la especialista, el tratamiento más frecuente para un episodio leve o moderado son los medicamentos antihistamínicos, y para los más graves se pueden necesitar una inyección de adrenalina y atención médica.

“Para diagnosticarlas se debe acudir a un médico alergólogo para que realice las pruebas pertinentes. El tratamiento más frecuente es una dieta de tres meses sin el agente que causa la reacción acompañada de vacunas. Luego se pueden incluir los alimentos por separado (si más de uno la causa) y poco a poco. La dieta es parte fundamental del tratamiento”, precisó.

Dayana López La Rosa / @dayanalarosa

Con información de Nota de Prensa

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/DobleLlave