DOBLE LLAVE – La Justicia de Japón decidió prolongar hasta al menos el 20 de diciembre la prisión preventiva al expresidente de la automotriz Nissan, Carlos Ghosn, quien está detenido desde hace más de tres semanas en Tokio por haber escondido parte de sus ingresos durante cinco años.

La medida se argumenta con las nuevas acusaciones por parte de la fiscalía quién acusó a Ghosn, a su ayudante Greg Kelly y a la propia automotriz, de informar irregularmente sobre los ingresos del acusado en los documentos de Nissan por unos 5.000 millones de yenes (44 millones de dólares/38,5 millones de euros).

Más información: La Fiscalía italiana investiga estampida en la discoteca “Lanterna Azzurra”

Ghosn y Kelly, fueron detenidos el 19 de noviembre pasado por infringir la normativa de la bolsa de valores japonesa a la que informaron sólo de la mitad de los ingresos de Ghosn entre 2011 y 2015 que en total sumaron 10.000 millones de yenes.

Se conoció que el directivo reconoció a la fiscalía que no informó del total de sus ingresos debido a que no lo consideró necesario ya que se trata de ingresos que tendrían que haber sido saldados tras su marcha de Nissan, lo que todavía no estaba del todo acordado.

La pena máxima en Japón por presentar una declaración financiera falsa es de hasta 10 años de prisión y una multa de hasta 10 millones de yenes (89.000 dólares).

Por el momento no hay fecha para un proceso. La fiscalía puede presentar más acusaciones y prolongar de nuevo la prisión preventiva, en este sentido se desconoce por ahora cuándo los ejecutivos saldrán de la cárcel.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa

¿Deseas tener más informaciones de prevención y resguardo? Únete a nuestro canal en Telegram https://t.me/DobleLlave