DOBLE LLAVE – Haciendo un llamado general para que tanto las autoridades, en primer término, así como la sociedad, pongan su atención en esta grave problemática y sean parte de la soluciones que se requieren, el presidente de la Organización Nacional de Trasplante de Venezuela (ONTV), Ibrahim Velutini, señala que la falta de insumos en los centros de trasplantes, tales como los medicamentos inmunosupresores, ha derivado en “la peor crisis de salud que vivimos en Venezuela desde que tenemos registro”. Añadió que el sector salud se ha visto afectado por la falta de asignación de divisas, del mismo modo que ocurre en los rubros alimenticios y otros.

Actualmente según cifras que maneja Velutini, existen alrededor de 1500 personas en lista de espera por un órgano; ONTV no está en la posibilidad de continuar agregando personas a esta lista, pues si un paciente finalmente recibe el trasplante, no hay garantía de que se encuentren disponibles los inmunosupresores que son indispensables tras la operación.

“Las intervenciones para trasplantes que se están llevando a cabo en el presente son las que realizan clínicas y centros de salud privados, por las cuales debes pagar y no todos tienen esa posibilidad y cuentan con tales recursos”.

Modificar un propósito

La ONTV se ha visto obligada a cambiar sus métodos para mantenerse involucrada en el apoyo a los pacientes con trasplantes o por hacer, pasando de gestionar el sistema de trasplantes de Venezuela, a comenzar un sistema de donaciones que pretende beneficiar -pese a las limitaciones- a una buena parte de esta población.

“A partir del año pasado tuvimos que reinventarnos, generando un sistema de donaciones que benefició hasta 93 mil personas, con donativos procedentes de España, Estados Unidos, Panamá, Colombia y Argentina, destinados especialmente a los niños del Hospital JM de los Ríos”, comenta Velutini.

“De no ser por este sistema de donativos promovido por mi esposa Lucila, seguramente la tasa de mortalidad infantil de este hospital hubiese sido mayor”, acota el directivo de ONTV.

“En este año vamos a centrar nuestros esfuerzos en tratar de conseguir la mayor cantidad posible de medicamentos inmunosupresores para que los 3.700 pacientes trasplantados que hay en Venezuela puedan conservar su injerto”.

Motivación desde lo personal

Hablar sin conocer la perspectiva del paciente puede ser imprudente, que no es el caso de Ibrahim Velutini, pues comparte en la conversación haber sido sometido a una operación de trasplante de riñón hace 18 años, por lo que conoce en forma personal, con todos sus detalles, el proceso y las implicaciones que conlleva este tipo de intervenciones, lo que además le ha servido como motivación para ayudar a muchos otros.

“Me involucré porque tuve el privilegio de haber recibido un órgano que me donó un tío, el cual me permitió rehacer, prolongar, reestructurar mi vida; al final estoy tratando que más personas tengan esa esperanza de vida en el futuro”, concluyó.

Carlos E. Escalona

Fotografía y Producción Audiovisual: Jesús Ramírez