DOBLE LLAVE – Un grupo de extranjeros recluidos en el Centro de Formación del Hombre Nuevo Simón Bolívar denunciaron ante el Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) la reiterada violación de sus derechos humanos.

Humberto Prado, director de esta ONG, informó que mediante un comunicado, los 83 privados de libertad de 30 nacionalidades no han recibido visita de sus parientes desde diciembre pasado. “La familia que ellos tienen en el país son mujeres venezolanas con quienes tienen hijos y que en algunos casos se han casado, antes de ser trasladados desde distintas cárceles a ese centro”, explicó.

Acotó que la comida y las colchonetas son malas e insuficientes, casi nunca tienen agua, las celdas no tienen ventilación, continúa el hacinamiento y reciben maltratos y humillaciones por parte de la gente cuando salen uniformados a limpiar la fachada del penal.

Prado aseguró ninguno de ellos ha sido visitado por ningún diplomático de sus países de origen, por lo que hizo un llamado a esas embajadas para que aboguen por los derechos de sus connacionales.

Lucy La Rocca

Con información de El Nacional

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/DobleLlave