DOBLE LLAVE – Un estudio realizado por la Universidad de Finlandia Oriental reveló que el consumo de un huevo al día se asocia con un perfil de metabolitos sanguíneos que conlleva con un menor riesgo de diabetes tipo 2.

De acuerdo con la investigación, los huevos siguen siendo uno de los alimentos más controvertidos. Su alta ingesta ha sido tradicionalmente desaconsejada, principalmente debido a su gran contenido en colesterol. Sin embargo, los huevos también son una fuente rica de muchos compuestos bioactivos que pueden tener efectos beneficiosos para la salud. Esto significa que los efectos en la salud de consumir huevos son difíciles de determinar basándose únicamente en su contenido de colesterol.

De interés: Cinco alimentos que ayudan a prevenir el cáncer de piel

La autora principal del estudio, Stefania Noerman, explicó que “el propósito de este estudio ha sido explorar los posibles compuestos que podrían explicar la asociación entre comer un huevo y menos riesgo de diabetes, mediante el uso de metabolómica no dirigida, una técnica que permite un amplio perfil de sustancias químicas en una muestra”.

Los expertos encontraron que las muestras de sangre de los hombres que comían más huevos incluían ciertas moléculas de lípidos que se correlacionaban positivamente con el perfil de la sangre de los hombres que permanecían libres de diabetes tipo 2. Además, los investigadores identificaron varios compuestos bioquímicos en la sangre que predijeron un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, incluida la aminoácido tirosina.

Lee también: Desarrollan vacunas contra el ébola con efecto duradero

El estudio sugiere algunos mecanismos plausibles que podrían explicar, al menos en parte, la asociación inversa entre la ingesta de huevos y el menor riesgo previamente observado de desarrollar diabetes tipo 2.

“Aunque es demasiado pronto para sacar conclusiones causales, ahora tenemos algunas sugerencias sobre ciertos compuestos relacionados con el huevo que pueden tener un papel en el desarrollo de la diabetes tipo 2. Investigaciones más detalladas con modelos celulares y estudios de intervención en humanos que utilizan técnicas modernas, como la metabolómica, son necesarios para comprender los mecanismos detrás de los efectos fisiológicos de la ingesta de huevos”, concluye Noerman.

Elaine López / @ElaineNazza1

Con información de DPA

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave