DOBLE LLAVE – Un estudio publicado por The National Institute of Health en Estados Unidos, indicó que los smartphones puede provocar arrugas y adelantar el proceso de envejecimiento.

Según la investigación, la luz azul que emiten los dispositivos móviles aceleran el proceso de envejecimiento y marca las arrugas, además de las líneas de expresión y reduce el colágeno y la elastina del rostro.

Lee más: Hackers chinos atacaron a universidades

Del mismo modo, señalaron que la luz produce un envejecimiento prematuro y es directamente proporcional a la posición en la que la persona se encuentra cuando usa el equipo.

Y hay más, existe un término entre los especialistas para las arrugas del cuello provocadas por el uso de los teléfonos llamada “Tech – Neck” el cual es producida por mirar constantemente hacia abajo.

María Alejandra Guevara

Con información Turpialdigital