DOBLE LLAVE – Al menos doce civiles, entre ellos 3 niños, murieron el martes tras un ataque con proyectiles disparados por grupos rebeldes contra un campamento de Neirab, el más grande que acoge a los refugiados palestinos y que se encuentra a trece kilómetros al este de Alepo.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Londres, informó este miércoles que otros dos civiles resultaron heridos por el impacto de proyectiles en la propia ciudad de Alepo.

De interés: ONU advierte de millones de personas en Alepo sin agua

La agencia estatal siria de noticias, SANA, señala que fuentes militares han acusado directamente a los grupos rebeldes de violar el acuerdo de la “zona de guerra” en Alepo al disparar los proyectiles contra los inocentes que se encontraban en el refugio.

Hayat Tahrir al Sham (HTS), una coalición de la que forma parte el antiguo Frente al Nusra, arcaica filial de Al Qaeda en Siria, logró numerosos avances frente a otros grupos de rebeldes e incrementó su control en la provincia.

Rusia y Turquía lograron llegar a un acuerdo en 2018 donde establecían una zona desmilitarizada en Idlib, al noroeste, para frenar una gran ofensiva militar por parte del régimen de Bashar al Assad. Cabe mencionar que esta es la única ciudad que continúa en manos de los rebeldes.

Esta situación llevó a Rusia a denunciar que el acuerdo de alto al fuego no se está cumpliendo, ha denunciado además el peligro que supone el refuerzo dado por HTS a los rebeldes.

Rubén Vásquez.

Con información de dpa.