La ingesta de agua causa efectos similares que los alimentos, por lo que se deberían tomar las mismas previsiones
0

DOBLE LLAVE – Muchas veces por el poco tiempo con que contamos, tenemos la necesidad de comer justo antes de hacer ejercicio, sin embargo esta es una práctica que se debería evitar, si no queremos sufrir malestares físicos.

El proceso digestivo es una acción que utiliza gran cantidad de recursos del cuerpo, por lo que se debe hacer, sin exigirle al organismo la ejecución de otra acción.

Cuando se hace ejercicio después de comer, estamos forzando a nuestro cuerpo, a hacer diferentes actividades que exigen un fuerte desgaste, que puede ocasionar náuseas, mareos, vómitos y malestar general.

En el caso de ingerir comidas ligeras, lo más recomendable es esperar dos horas antes de hacer ejercicio. Si se come algo más pesado se deberá esperar 4 horas, antes de iniciar con alguna actividad física.

Angel David Quintero

Con información de nosotras.

Fotografía de GettyImages.

BMW revoluciona paralímpico estadounidense

Artículo anterior

Los parásitos sí entran por los pies

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.