0

DOBLE LLAVE – El pase a la segunda vuelta presidencial del profesor ultraizquierdista Pedro Castillo y de la derechista autoritaria Keiko Fujimori llevó a los peruanos del desconcierto a la polarización, ante una decisión que el próximo 6 de junio puede dejar una marca indeleble en el futuro de su país.

En el debate ciudadano se encuentran posiciones que aseguran que los peruanos se encuentran entre la espada y la pared, y que en la segunda vuelta se afronta el dilema extremo de escoger “entre el cáncer o el sida”, han llegado a manifestar cáusticos analistas.

Entre uno y otro polo

Con diferentes argumentos y matices, Castillo es considerado por sus opositores un marxista con ideas radicales “encubiertas”, en un país donde la sombra violenta de Sendero Luminoso sigue muy vigente y es un arma para el descrédito político.

Mientras que Fujimori es vinculada con la corrupción sistemática y las violaciones a los derechos humanos que, para muchos representa el régimen de su padre, Alberto Fujimori (1990-2000).

Castillo rechaza que se le desacredite por sus ideas progresistas o de izquierda y Fujimori sostiene que, a pesar de defender el “legado” de su padre, luchará contra la corrupción y respetará las reglas democráticas durante un eventual gobierno.

Esta elección será histórica porque se designará al “presidente del bicentenario” de la independencia del país, que se celebrará precisamente este 28 de julio, el mismo día de la toma de mando del nuevo mandatario.

Los dos candidatos aún perfilan los detalles de su campaña hacia la segunda vuelta, pero es innegable que sus propuestas son diametralmente opuestas

Le puede interesar: Bolsonaro aseguró que el pueblo brasileño “merece sufrir” si vota por Lula en 2022

Gabriela Morales

Con información de medios internacionales

Gobierno de Brasil promete vacunas a “países hermanos”

Artículo anterior

PIB mundial caerá 18% si no se actúa contra el cambio climático

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas