Civiles tomaron las calles en defensa del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, y ayudaron a aplacar la rebelión de las Fuerzas Armadas
0

DOBLE LLAVE – El Gobierno de Turquía dio por fracasado, este sábado, el intento de golpe de Estado protagonizado hace algunas horas por parte de funcionarios del Ejército, el cual que dejó al menos 265 muertos y mil 100 heridos. Cinco generales y 29 coroneles sufrieron la destitución, al tiempo  que dos mil 839 golpistas fueron detenidos.

El primer ministro del país, Binali Yildirim, aseguró  que la situación esta bajo control. En tanto que el jefe de los sevicios secretos (MIT), Hakan Fidan, declaró que la operación contra los golpistas concluyó y que únicamente quedan por ejecutar operativos aislados.

Entre los fallecidos hay 161 civiles, miembros de las fuerzas de seguridad fieles al Gobierno, y 104 golpistas, según informaron  círculos gubernamentales.

Luego de bombardeos aéreos, bloqueos militares y enfrentamientos, el presidente Recep Tayyip Erdogan, aseguró la derrota de los rebeldes, «Turquía no será gobernada por el Ejército», dijo el mandatario, que anunció una «limpieza absoluta» de la institución y aseguró que los responsables «pagarán un precio muy alto por su traición».

Según el Jefe de Estado los golpistas son una minoría de las Fuerzas Armadas, seguidores del predicador Fethullah Gülen, que vive exiliado en EE.UU., sin embargo, el predicador considerado terrorista en Turquía condenó el golpe, asegurando que “los gobiernos deben ser ganados a través de un proceso de elecciones libres y justas”.

En nombre de la democracia el pueblo tomo las calles

Las Fuerzas Armadas en rebelión iniciaron el intento de derrocamiento contra Erdogan alegando la necesidad de restablecer el orden constitucional, la democracia y los derechos humanos que han sido descuidados por el Ejecutivo en su supuesta “incapacidad por mantener la seguridad nacional”.

El Palacio Presidencial aseguró que “un grupo dentro de las Fuerzas Armadas, fuera de la estructura de comando, intentó un golpe contra el Gobierno elegido democráticamente», y  llamó al pueblo a unirse contra los golpistas, razón por la cual civiles se lanzaron a las calles en defensa del mandatario.

En Estambul decenas de detractores del golpe enfrentaron al Ejército, gritando «¡Alá es grande!» y agitando banderas turcas, según puedes constarse en graficas difundidas por los medios nacionales e internacionales.

Juristas pagaron la traición

Según la agencia de noticias Anadolu, fueron destituidos dos mil 745 jueces en todo el país y 10 miembros del Consejo Estatal de Ankara fueron arrestados tras considerarse apoyaron el golpe de Estado, fungiendo traición a la patria.

Recientemente se acusó al Consejo, uno de los más altos tribunales del país, de querer controlar cada vez más al Poder Judicial a través de sus controvertidas reformas que pretendían reducir el número de miembros en la corte.

Tras el colapso el Poder Legilativo llamó, este sábado, a una sesión extraordinaria en Ankara. El primer ministro, Yildirim, entró en la sala del edificio que se encuentra gravemente dañado por los bombardeos y fue recibido con aplausos de la mayoría parlamentaria, se espera emitan decretos importantes para evitar una nueva rebelión.

Yelimar Requena

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS.

Reservas de peces son sobreexplotadas

Entrada anterior

Permitirán nuevamente el paso a Colombia

Siguiente entrada

Comments

Comments are closed.

More in Destacadas