De producirse, morirían más de 13 mil personas
0

La falla de San Andrés, que recorre de norte a sur el estado de California, es una de las más estudiadas del planeta y también la más temida en Estados Unidos; sin embargo, según los científicos, frente a la costa noroeste del país, existe otra falla que muy pronto podría originar un megaterremoto de mayor impacto que el originado en la falla de San Andrés en 1906.

Se trata de la falla submarina de Cascadia, la cual, con una longitud de más de 1100 kilómetros, abarca desde la provincia canadiense de la Columbia Birtánica hasta el norte de California. Conviene aclarar que está ubicada en el Cinturón de Fuego del Pacífico, donde ocurren el 90 por ciento de los terremotos del planeta. Según un estudio científico publicado en The New Yorker, se espera que la ruptura de esta falla provoque en Whashington y Oregón la que sería la mayor catástrofe natural de la historia de Estados Unidos.

En 1700 ya dio origen a un megaterromoto que afectó a las tribus indígenas que poblaban el país. El suceso provocó un tsunami que llegó a costas japonesas. Ahora, gracias al estudio de los sedimentos costeros, los científicos han podido determinar que la falla de Cascadia ha hecho temblar la tierra más de 40 veces en los últimos diez mil años, provocando sismos superiores a los nueve grados. Esto ha sucedido con intervalos de 500 años, aunque también con una diferencia de solamente 200 años. Más de 13 mil personas podrían morir si esto vuelve a suceder.

Algo especialmente preocupante es que la mayor parte de los edificios que podrían verse afectados, no fueron construidos para soportar ese tipo de desastres.

William Steele, portavoz de la Red Sísmica del Noroeste del Pacífico, declaró: «Me sorprende la atención que ha recibido el artículo de The New Yorker, ya que la información que contiene no es nueva. Su autora ha hecho un buen trabajo resumiendo lo que puede suceder en la costa noroeste del país, aunque el tono es un poco alarmista (…).  La población sabe que vivimos en una zona de terremotos, aunque no creo que esté preparada para un sismo como el que puede provocar la falla de Casacadia, del que no se tiene memoria reciente».

Steele aseguró que «en las áreas costeras susceptibles de ser inundadas por un tsunami se tienen que construir más áreas de evacuación verticales», para que aquellos que no tengan tiempo de escapar se puedan resguardar.

Además, el experto cree que se deben poner más fondos a disposición de las comunidades locales para que se preparen, ya que considera que «no tiene sentido que el dinero les llegue una vez el terremoto y el tsunami hayan ocurrido».

Timothy Walsh, experto del Servicio Geológico del estado de Washington, hace hincapié en que el cálculo de los intervalos en los que ocurren los terremotos no es una ciencia exacta, y señala que, debido a ello, el megaterremoto de Cascadia «podría ocurrir hoy mismo o dentro de varios siglos».

El experto apunta que las autoridades locales cada vez son más conscientes de los peligros que enfrenta la región, motivo por el cual el año próximo van a organizar un gran simulacro de terremoto y tsunami que va a involucrar a los servicios de emergencia de Washington, Oregon y la Columbia Británica. Además, confía en que cuando la tierra vuelva a temblar, en el noroeste de Estados Unidos esté ya en funcionamiento un sistema de alerta temprana similar al que ya existe en Japón desde hace años y que en estos días está en pruebas.

LS

Con información de MSN noticias.

Fotografía Gettyimages.

600 funcionarios contra el hampa

Entrada anterior

Habrá que pedir permiso para entrar a Cuba

Siguiente entrada

Comments

Comments are closed.

More in Destacadas