0

DOBLE LLAVE – Como cada año, este 21 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía con el objetivo de reflexionar sobre el consumo energético que se tiene en la vida cotidiana.

Los electrodomésticos son los aparatos que más energía emplean en las viviendas, con un 55,2 % del total, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía.

Asimismo, las cocinas emplean el 9,3 % de la energía, mientras la iluminación usa el 11,2 % y la refrigeración de alimentos, el 2,3 %, la calefacción de los hogares consumo un 7,4 %, los aparatos de aire acondicionado el 7,5 y los aparatos en “stand-by” el 6,6 %.

Para ahorrar la energía empleada en los hogares y contribuir a reducir el consumo de las viviendas cada día, los usuarios pueden emplear productos del Internet de las Cosas (IoT), es decir, equipos que se conectan a la Red y que se gestionan a través de una aplicación.

Los termostatos inteligentes tienen un efecto real que se puede comprobar en la factura de la luz y el gas

Uno de estos productos son los termostatos inteligentes, que permiten controlar la temperatura de los hogares de forma inalámbrica al mismo tiempo que reducen el impacto sobre el medioambiente.

Además, los usuarios pueden utilizar válvulas inteligentes para decidir la temperatura de cada habitación, puesto que cada parte del hogar puede contar con diferentes temperaturas y optimizar el consumo de la energía totalmente.

Para la luz, los sistemas de iluminación domótica permiten encender o apagar luces directamente desde sus dispositivos móviles, así como regular la intensidad o cambiar su tonalidad.

Por otra parte, los usuarios pueden ayudar al medioambiente utilizando bombillas LED inteligentes, que ofrecen hasta un 80 % de ahorro respecto a las bombillas incandescentes.

Las bombillas LED inteligentes se calientan mucho menos y permiten crear buenos ambientes lumínicos

Una de las soluciones para automatizar los electrodomésticos son los enchufes y regletas inteligentes, que evitan que los productos se queden en reposo y permiten elegir qué aparatos pueden funcionar simultáneamente, haciendo más sencillo para los usuarios consumir menos energía.

Por último, los asistentes para el hogar, como Google Home o Alexa, permiten que los usuarios puedan conectar diferentes elementos de domótica de las viviendas, lo que permite un mayor ahorro energético sin necesidad de que los usuarios cuenten con varias aplicaciones.

Quizás sea de su interés: Tokio comprobó su sistema de bioseguridad para los Juegos Olímpicos

 

Gabriela Morales

Con  información de dpa

 

China probó vacuna en 60.000 voluntarios “sin efectos adversos”

Artículo anterior

Amazon prohibirá la venta de productos plásticos

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas