OIM
0

DOBLE LLAVE – Las rutas migratorias de las Américas, que tienen como principal destino Estados Unidos, se cobraron este año casi 500 vidas, según nuevos datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) que ya incluyen los 53 migrantes muertos tras quedar atrapados en un camión en San Antonio (Texas).

La agencia de la ONU teme que la cifra sea sólo la punta del iceberg y estima que en el año pasado perecieron al menos 1.238 personas, entre ellas 51 niños. Al menos 728 de estas muertes corresponden a la frontera entre México y EE.UU., considerada la más mortífera del mundo.

Uno de los autores del informe de la OIM, Edwin Viales, advirtió que las víctimas en la frontera sur son «significativamente más altas que en cualquier otro año», incluso antes de que estallase la crisis sanitaria de Covid-19, reconociendo la dificultad que hubo para recabar datos.

También se complicó conocer el origen de los fallecidos, debido a que para más de 500 muertos el país de partida es «desconocido». Entre las nacionalidades que se conocen, la OIM pudo confirmar el fallecimiento de 136 venezolanos en el último año y medio, así como 108 cubanos y 90 haitianos.

La organización detectó un repunte de los viajes y afirmó que el hecho de que la movilidad aún no sea plena por la pandemia llevó a un «efecto embudo», a que muchos migrantes sin apenas recursos se vean abocados a rutas especialmente peligrosas en busca de una vida mejor.

De interés: UE lamentó la pérdida de libertades fundamentales en Hong Kong

María Gabriela Moncada

Con información de dpa, medios internacionales y redes sociales

Haga clic en el enlace para suscribirse gratis a nuestro grupo de medios y noticias en Telegram: https://t.me/G_ELSUMARIO_News

Vladimir Putin alertó que las sanciones aceleran la «integración» de Rusia y Bielorrusia

Entrada anterior

Amazon simplificará proceso de anulación de suscripción “Prime”

Siguiente entrada

Comments

Comments are closed.

More in Destacadas