El reto de buscar y encontrar nuevos muebles o complementos es un proceso que puede terminar siendo estresante



DOBLE LLAVE – Generalmente prestamos más atención al modo como se embala y desembala, colocando en segunda o tercera prioridad a lo que llevamos con nosotros al nuevo sitio. Quien se haya mudado seguramente pasó por la experiencia de ir de una vivienda con los muebles necesarios para su rutina a otra en la que estos son escasos.

Ante este panorama surge el reto de buscar y encontrar nuevos muebles y complementos, un proceso que puede terminar siendo estresante, porque la tarea de recorrer tiendas especializadas puede convertirse en una actividad agotadora, dado que no los tengan disponibles o no sepamos exactamente lo que necesitamos. Esta es la última etapa, pero una muy importante, sin lugar a dudas, de una mudanza; todo debe encajar sin perder la armonía, desatender la economía ni excluir el buen gusto.

Tomar medidas, llevarlas, recordarlas, muebles de aquí y allá, comparar precios, dibujar el plano mentalmente de lo que se quiere y tenerlo presente, tiende a ser complicado en medio de las distintas obligaciones diarias del trabajo.

Es probable que ese nuevo propietario o inquilino, que anda cargando cajas de un lado a otro, pueda hartarse de visitas a sitios y entonces abra su computadora y busque en ella las opciones que se ofrecen on line.

Buscando se encuentra

La web es el armario en el que puede encontrar lo que se necesita y lo que se busca, con cierta precisión, sin tener que peregrinar por todas las tiendas. Las tendencias de hoy hablan de la escogencia a través de medios digitales de lo que debe ser su propuesta del hogar.

Es cierto que todos los países no tienen una oferta lo suficientemente generosa como para quedarse solo con las tiendas en línea para equipar su hogar, pero sí es posible que estas propuestas lo ayuden a definir lo que se quiere.

Es una buena idea orientarse a través de la información de internet y si lo que busca no está disponible en su país o ciudad, tomar los modelos y acercarse a las tiendas físicas de su preferencia y plantear las propuestas.

Estas tiendas por lo general están bien enteradas de las tendencias actuales y sabrán leer sus necesidades específicas.

Los centímetros cuentan

Sea muy precavido con lo que escoja y siempre tenga muy presente la claridad de las medidas que entrega a la empresa que le va a proveer de sus muebles, sea en línea o física.

No son pocos los casos en que por medio centímetro, o una pulgada de más, el mueble de sus sueños no entró en el espacio que usted había destinado para ello.

También debe tomar muy en cuenta el camino que va desde que el mueble baja del camión o de su carro, hasta ingresar a la casa, oficina o el cuarto al que se ha asignado.

Pasa más de lo que se puede creer que una bañera o una vitrina para el comedor, no pasaron por la puerta de acceso del apartamento, porque la medida era incorrecta, y no había margen de maniobra para lograr el ángulo que permitiera la entrada.

Ni hablar de los colores

Sea cuidadoso, porque a la hora escoger y decidir sobre colores y tonos, muchas veces “el tigre no es como lo pintan”. Debe usted cerciorarse que los acabados que usted vio en la computadora, o que observó en la tienda sean los correctos. Es un oportuno consejo de los especialistas de FinishBuild.

Ocurre que el tono de una pieza que está en exhibición tiene el desgaste de su exposición al público y probablemente ese sea color que lo convenció.

Puede suceder que la pieza nueva es “más brillante”, o “con un tono más fuerte”, o simplemente el color que había en existencia era un tono más o menos intenso que el que usted vió en el catálogo o en la muestra de la tienda.

De esta forma, sea en vivo o vía internet usted podrá culminar con éxito su mudanza.

Redacción de Doble Llave / Con información de nota de prensa

Comentarios