Los ministros del presidente ya buscan una solución integral para resolver el problema



DOBLE LLAVE – El presidente de México, Enrique Peña Nieto, informó que dio instrucciones a sus ministros para que se desarrolle una “estrategia integral” contra el robo de combustible de oleoductos, después de la muerte de cuatro soldados en un operativo.

Los soldados murieron en enfrentamientos contra grupos dedicados a la extracción ilegal de gasolina de ductos de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex). En los choques armados perdieron la vida también seis supuestos delincuentes el miércoles en el estado de Puebla, centro del país.

“Reitero mi más enérgica condena a los cobardes actos de agresión en contra del personal del Ejército mexicano”, dijo Peña Nieto en el campo Marte de Ciudad de México, durante la ceremonia de juramento a la bandera de jóvenes que prestarán el servicio militar.

La sustracción de combustible, en la que participan desde cárteles del crimen organizado a campesinos, causa a Pemex pérdidas anuales estimadas en más de 1.000 millones de dólares. El año pasado se detectaron más de 6.000 puntos con tomas clandestinas.

“He dado indicaciones a las Secretarías de la Defensa Nacional, Marina y Hacienda, a la Procuraduría General de la República y a la dirección de PEMEX para instrumentar una estrategia integral para combatir este ilícito en toda la geografía nacional”, anunció Peña Nieto.

El presidente mexicano dijo que se aplicará todo el peso de la ley a los responsables de la muerte de los militares en el poblado de Palmarito, donde los atacantes usaron a mujeres y niños de la misma comunidad como escudo humano para desalentar el operativo del Ejército.

“El robo de combustible, hay que decirlo y tenerlo presente, es un delito. Quienes lo practican exponen a sus familias y dañan a sus comunidades”, dijo Peña Nieto. “La delincuencia organizada engaña y utiliza a la población para cometer el ilícito”.

Peña Nieto instó a la población denunciar las tomas clandestinas y dijo que se trabajará de manera estrecha con las autoridades de Puebla, convertido en el epicentro del robo de combustible, “hasta desmantelar por completo a las bandas delictivas”.

Yisneidy Pérez

Con infirmación de dpa.

Comentarios