La situación se agrava con la extracción ilegal del coltán, que ni siquiera está tipificada como delito en Venezuela



El Observatorio de Delito Organizado publicó la primera serie de Monografías Visibilizando el delito organizado.

El abogado Fernando Fernández, especialista en Derecho Penal Económico y autor del manual “Materiales de Sangre: extracción y contrabando de materiales estratégicos en Venezuela“, explicó que el mercado ilícito de materiales estratégicos venezolanos se ha producido a partir de las equivocaciones y las políticas económicas que han surgido en los últimos años.

Fernández, señaló: “estos materiales los llamamos materiales de sangre, y son en términos restrictivos, el oro, diamante, coltán y la gasolina, sin descuidar otros aspectos muy importantes del contrabando, como es el contrabando de billetes y de bienes de productos básicos subsidiados”.

Fernández agregó que “hay una hiperregulación del delito de contrabando, tenemos más delitos de contrabando que ningún otro país del continente, 21 en la Ley contra el Delito de Contrabando, una especie de codificación penal; un delito del contrabando especial en la Ley de Precios Justos, y otro delito de contrabando especial en materia relacionada con el petróleo. ¿El problema es la regulación o la falta de regulación? Ahí tenemos hiperregulación y el fenómeno existe”.

“En otro sentido, tenemos total omisión del Estado en materia regulatoria en el caso del coltán, no hay una Ley sobre el coltán, no hay regulaciones, no hay normas técnicas, pero se explota de forma masiva y va al mercado final, que es el consumidor y el usuario de teléfonos celulares y computadoras”, declaró el abogado Fernández.

Texto y produción @idafebres

Fotografía Gettyimages.

Comentarios