DOBLE LLAVE- Un grupo de investigadores han desarrollado un sensor ingerible el cual puede diagnosticar hemorragias en el estómago u otros problemas gastrointestinales. El dispositivo está equipado con bacterias modificadas genéticamente de 2,7 voltios.

Más información: Científicos fabrican tornillos de fijación craneal con seda

Los científicos del Instituto Tecnológicos de Massachusetts (MIT) crearon el dispositivo a partir de sensores biológicos y componentes electrónicos de muy baja potencia, que es capaz de enviar los datos de la respuesta bacteriana a un teléfono inteligente.

Timothy Lu, profesor asociado de ingeniería eléctrica del MIT, señaló que “Al combinar sensores biológicos de ingeniería junto con electrónica inalámbrica de baja potencia, podemos detectar señales biológicas en el cuerpo y casi en tiempo real, lo que permite nuevas capacidades de diagnóstico para aplicaciones de salud humana”.

Lu indicó que estos cilindros de aproximadamente 3,8 centímetros de largo, requiere aproximadamente 13 microvatios de potencia para funcionar, hasta ahora han sido probados en cerdos, responden al hemo, un grupo prostético que forma parte de diversas proteínas, entre las que destaca la hemoglobina.

La bacteria fue colocada en el sensor, que es capaz de enviar una señal inalámbrica a un ordenador o teléfono móvil, con una aplicación especialmente diseñada para analizar los datos.

“El objetivo de este trabajo es el diseño e integración del sistema para combinar la potencia de la detección bacteriana con circuitos de muy baja potencia para realizar importantes aplicaciones de detección de la salud”, apuntó la coautora principal del informe, Anantha Chandrakasan.

María Alejandra Guevara.

Con información de: Yahoo Noticias .

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí: https://t.me/DobleLlave