0

DOBLE LLAVE – Investigadores de la Fundación Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) de Barcelona (España) descubrieron una mutación en el gen RP1, hasta ahora ligado solo a la retinosis pigmentaria, que provoca distrofia macular, una enfermedad hereditaria de la retina que causa ceguera y no tiene tratamiento.

El hallazgo publicado por la revista British Journal of Ophthalmology, fue posible tras estudiar la treintena de genes que son capaces de desencadenar la distrofia macular, pero cuyo origen no se hallaba en ninguno de esos 30 conocidos.

Leer también: Dejar de fumar para ser padres es más efectivo cuando es apoyada por ambos

Para encontrar la mutación, los investigadores examinaron los 280 genes relacionados con todas las distrofias de retina (retinosis pigmentaria, distrofia de conos y bastones, enfermedad de Stargardt, amaurosis congénita de Leber)

El equipo de la Fundación IMO analizó todos estos materiales genéticos en un centenar de familias, entre ellas 12 kuwaitíes, localizando, en esta docena, una variante patogénica común en el gen RP1.

Gabriel Velásquez

Con información de Agencia

Canciller alemán viajará a Irán para fortalecer acuerdo nuclear

Artículo anterior

Angelina Jolie pidió ayuda internacional para niños venezolanos

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacada