Una buena estrategia de mercado comienza desde el momento que decides elegir la palabra que desginará a tu negocio



Generalmente al momento de crear una empresa la mayoría de los emprendedores piensan en muchos detalles y dejan al final uno de los aspectos más importantes: elegir el nombre de la compañía o marca. La realidad es que, a veces, tener un buen nombre puede ser la diferencia entre impulsar un negocio hacia el éxito o llevarlo al fracaso.

Los nombres tienen un gran poder. Las palabras son muy importantes hasta en los negocios, así que si eliges bien el nombre de tu marca tendrás un buen branding. Por esto te presentamos varios puntos que debes tener en cuenta al determinar el título de tu empresa:   

  1. Debe sonar bien en voz alta: una buena opción es usar nombres compuestos que empiecen con la misma letra (Coca-Cola). Asegúrate de decirlo en voz alta muchas veces. Evita cualquier tipo de vicios del lenguaje como la repetición de sonidos, confusiones o dificultades al pronunciarlo. Piensa que si llegas a tener éxito, tu marca será mencionada en la radio, televisión o en conversaciones entre las personas.
  2. Que tenga significado y ofrezca un beneficio: procura que al decir tu nombre se sepa inmediatamente de qué trata el negocio y cuál es el beneficio directo que le ofrece al consumidor.
  3. Evita el síndrome 2.0: en Internet y redes sociales es común que los nombres se salten letras o palabras como si fueran disléxicos (Flickr). Esto no funciona en la vida real. A la gente le gusta saber cómo se pronuncian las palabras sin tener que investigarlo antes.
  4. No uses iniciales: aunque hay marcas como IBM, HSBC o 3M que han logrado posicionar sus nombres a base de siglas, en realidad éstas son poco atractivas y difíciles de recordar. Mientras inicies con un pequeño negocio y no tengas una compañía internacional sólo confía en nombres interesantes para tu público.
  5. Que sea registrable: si piensas construir una marca grande en el largo plazo, debes investigar si no existe ya en el mercado o si se parece mucho a alguno de tu competencia o de las compañías conocidas.
  6. Pruébalo en Google AdWords: esta herramienta te permitirá encontrar frases similares, las palabras clave de tu giro y saber cuántas búsquedas locales y globales están teniendo ciertos términos. Algunas de estas búsquedas te ayudarán a saber si no existe un nombre muy parecido al que estás considerando que tiene mejor posicionamiento en Internet. También hacer esto puede ser el primer paso hacia el SEO de tu futuro sitio web.

Alejandra Watts

Con información de Soy Entrepreneur.

Fotografía Gettyimages.

Comentarios