DOBLE LLAVE – El Gobierno de Argentina desplegará un operativo de más de 22.000 efectivos de las fuerzas de seguridad, de la capital y de la provincia de Buenos Aires para custodiar puntos estratégicos de la ciudad durante la cumbre del G20, que se realizará el próximo 30 de noviembre y el 1 de diciembre. En el evento asistirán los jefes de Estado de las mayores economías del mundo.

Hernán Lombardi, coordinador general de la Unidad Técnica G20 de Argentina, destacó que “este es uno de los eventos más importantes de la historia de nuestro país. Argentina no ha tenido un desafío organizacional semejante”, destacó.

Más información: Putin y Trump se reunirán en el marco del G20

Por dicha reunión, llegarán a Argentina 15.000 personas ligadas en forma directa a la cumbre, entre ellas 3.000 periodistas acreditados.

Por tal motivo, habrá comandos tácticos en las sedes de las diversas fuerzas federales y un comando de enlace internacional para la coordinación de acciones con las diversas delegaciones de los países miembros del G20.

Asimismo, Lombardi admitió que “evidentemente” la vida de los vecinos de Buenos Aires, va a ser perturbada por este fuerte movimiento de seguridad, un operativo que implicará restricción de movimientos en varias zonas de la ciudad, donde se ha declarado el 30 como día festivo“.

En este contexto, la ministra argentina de Seguridad, Patricia Bullrich, aseveró que el dispositivo de seguridad será “potente, fuerte y adecuado” al “desafío” de recibir a los “mandatarios más relevantes del mundo”.

“Tenemos protocolos de emergencia y evacuación, tanto de los lugares donde se va a desarrollar el evento como de cualquier lugar donde haya una presencia de alguno de los mandatarios. Vamos a tener corredores seguros para el traslado de todos los mandatarios”, indicó Bullrich.

Las autoridades recalcaron que tendrán medidas especiales, para controlar señales en las áreas donde habrá veda a las comunicaciones, un dispositivo de seguridad nuclear y radiológica y un sistema especial de detección de explosivos.

Al mismo tiempo, en materia área, habrá un área de exclusión total para vuelos y otra de actividad restringida.

De interés: May: Reino Unido tendrá los menores impuestos del G20

El aeropuerto domestico de Buenos Aires operará solo para las comitivas oficiales, mientras que los vuelos comerciales operarán normalmente en el aeropuerto internacional de Ezeiza, donde también serán recibidos vuelos oficiales.

Los trenes no funcionará ni el 30 ni el 1 y las estaciones cabeceras de las líneas de ferrocarriles de cercanías estarán cerradas, como así también el puerto de Buenos Aires.

María Alejandra Guevara

Con información de Globovisión y otras agencias

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/DobleLlave