0

Desde el caso de Edward Snowden varios métodos de espionaje han salido a la luz. Entre ellos se cuentan la intervención de la cámara y el micrófono de la computadora, utilizados para tomar fotos, videos y grabar conversaciones que luego se emplean para chantajear a los perjudicados.

Con respecto a la cámara, siempre es mejor mantenerla tapada con una calcomanía o cinta adhesiva, pues no es seguro fiarse de que su LED no esté encendido ya que muchas aplicaciones espías lo desactivan.

Por su parte, el micrófono debe protegerse introduciendo una clavija de un cable viejo o roto de un micrófono en la ranura de audio para bloquear su uso.

Es importante recordar que la situación afecta a cualquier dispositivo con independencia de su sistema operativo, inclusive equipos Mac.

Además, este tipo de espionaje ocurre con más frecuencia de lo que se imagina, ya que instalar cámaras y micrófonos resulta engorroso.

AG

Con información de 20 Minutos

Paraguay recibe apoyo de Israel para seguridad y defensa

Artículo anterior

Montserrat Caballé faltó a juicio por segunda vez

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Prevención