Se sospecha de siete funcionarios
0

Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del cártel de Sinaloa, es uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo. Hace semanas logró escaparse de una cárcel de máxima seguridad en México. Para que esto fuera posible, se presume, debió contar con apoyo del personal interno. Así lo determinó el Juzgado Tercero de Distrito, en el estado de Guanajuato.

El Juzgado estableció que el capo recibió «datos estratégicos y logísticos» de la prisión, para la construcción del sofisticado túnel de 1,5 kilómetros que utilizó para escapar. En ese sentido, ha dictado autos de formal prisión a tres funcionarios públicos; lo que quiere decir que se iniciará un proceso penal contra ellos. Los involucrados son el encargado del centro de control de la prisión Altiplano y dos custodios.

De la misma forma, se sospecha de otras cuatro personas, pero el Juzgado no encontró evidencias en su contra.

El escape de Guzmán ha provocado también una alarma internacional. El FBI y la Interpol han emitido alertas y el gobierno de Estados Unidos, donde «El Chapo» se enfrenta a cargos por tráfico de drogas, ha declarado su total apoyo a México para recapturarlo.

LS

Con información de dpa.

Fotografía REUTERS/Edgard Garrido.

Alerta en costas venezolanas

Entrada anterior

Beirut huele a basura

Siguiente entrada

Comments

Comments are closed.

More in Destacadas