0

DOBLE LLAVE – Uno de cada cuatro casos de hemorragia subaracnoidea, o aneurisma cerebral, se diagnostica mal, según un estudio con más de 400 pacientes realizado por investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), en España.

La hemorragia subaracnoidea es una patología cerebrovascular grave, con una elevada mortalidad y gran probabilidad de dejar secuelas, donde la rapidez en el diagnóstico puede suponer la diferencia entre un buen y un mal pronóstico para el paciente.

Su principal síntoma es un dolor de cabeza súbito y de gran intensidad, que a menudo se puede confundir con una migraña, así como rigidez en la zona cervical del cuello. De hecho, este y la contractura cervical son los diagnósticos que más a menudo reciben los pacientes con un diagnóstico inicial incorrecto.

Quizás sea de su interés: El exceso de estrés deteriora la salud

La mayoría de los diagnósticos iniciales se producen fuera del hospital (más del 60%) y un 5% de los pacientes llegan a consultar hasta en cinco ocasiones a un profesional médico, antes de recibir el diagnóstico correcto.

Dado que esta es una consulta médica muy frecuente y que la prevalencia de los aneurismas cerebrales es baja, identificar a los pacientes con riesgo no siempre es fácil. Además, implica derivarlos a un servicio de urgencias hospitalarias para la realización urgente de una tomografía computarizada o TC.

Ante estos datos, los autores del trabajo apuntaron que hay que concienciar a la población y a los médicos ante esta patología. Asimismo, tener en cuenta los síntomas y utilizar criterios diagnósticos para diferenciarlos de los habituales en otras enfermedades.

Gabriela Morales

Con información de Agencias

Volkswagen invirtió US$ 800 millones para la fabricación de autos eléctricos

Artículo anterior

Rodearse de personas negativas es perjudicial para la salud

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas