0

DOBLE LLAVE – Una nueva investigación publicada por la revista científica AGU Geophysical Research Letters, explicó que la cubierta de hielo en descongelación y el permafrost son fácilmente erosionables y pueden desestabilizar los deltas de los ríos del Ártico.

Según la autora principal de la investigación y educadora ambiental del Rochester Museum y el Cumming Nature Center de Nueva York, Rebecca Lauzon, “sus canales tienden a permanecer en un lugar cuando hay hielo muy espeso o cuando hay permafrost que es realmente difícil de erosionar”.

De interés: Consumo de aspirinas genera males cardíacos

Tras los análisis presentados en el informe final, se indicó que se espera que la capa de hielo en los deltas del Ártico disminuyan mientras que el permafrost se derrita a lo largo de las orillas de los ríos del Ártico, todo esto producto del cambio climático.

Asimismo, el estudio logró encontrar que estos cambios podrían desestabilizar los deltas en el extremo norte del globo, haciéndolos menos resistentes al aumento del nivel del mar. Los deltas menos estables también podrían afectar a los ecosistemas del Ártico, creando ganadores y perdedores entre las especies de los deltas e incluso afectando el ciclo global del carbono.

Los autores del estudio encontraron que cuando la capa de hielo es más espesa en los ríos, o con un permafrost más estable a lo largo de las orillas, los deltas de los ríos tienden a caracterizarse por canales más profundos y estables que actúan como embudos y transportan los sedimentos hacia el océano.

Rubén Vásquez

Con información de dpa

Bancos centrales de Europa ponen fin a su acuerdo de oro

Artículo anterior

Buscan legalizar la marihuana en EE.UU.

Siguiente artículo

Artículos relacionados

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Prevención