Descubiertas nuevas bacterias en la Estación Espacial Internacional
0

DOBLE LLAVEDescubrieron cuatro cepas de bacterias que viven en diferentes partes de la Estación Espacial Internacional (ISS), tres de las cuales eran completamente desconocidas para la ciencia.

El estudio científico fue publicado en la revista Frontiers in Microbiology, por un grupo de científicos estadounidenses e indios, en colaboración con la NASA, descubrieron cuatro cepas de bacterias que viven en diferentes partes de la ISS.

Los astronautas que viven en la ISS tienen años cultivando pequeñas cantidades de alimentos, por lo que resulta lógico que hayan aparecido algunos microbios relacionados con estos organismos vivos.

Hallazgo de estas cepas

Se recogieron varias muestras en la superficie de la ISS, durante los experimentos de vuelo de 2015 a 2016. Esta recolección, el procesamiento y el aislamiento de microorganismos cultivables, se publicaron en el trabajo de Checinska Sielaff et al., 2019.

Fueron cuatro cepas pertenecientes a la familia de las Methylobacteriaceae las encontradas en diferentes lugares de la ISS.

Tres se identificaron como bacterias móviles Gram negativas, en forma de bastón, catalasa-positivas, oxidasa-positivas, designadas como IF7SW-B2T, IIF1SW-B5 e IIF4SW-B5. Mientras que una cuarta fue identificada como Methylorubrum rhodesianum.

La primera cepa se aisló durante el Vuelo-1 en marzo de 2015, fue descubierta en la superficie de un panel de investigación de materiales básicos en el entorno de microgravedad de la ISS.

La segunda cepa, se aisló durante el Vuelo-2 en mayo de 2015, se localizó en el panel del Puerto de la Cúpula, módulo dedicado a la observación de operaciones fuera de la estación.

Una tercera cepa se aisló durante el mismo vuelo, pero en la superficie de la mesa del comedor, la función principal de la mesa era comer pero los tripulantes también la usaban para el trabajo experimental. La cuarta cepa se encontró en un viejo filtro de aire HEPA devuelto a la Tierra en 2011.

De esta manera, los cuatro organismos pertenecen a la familia de bacterias Methylobacterium, cuyos ejemplares se encuentran en el suelo y el agua dulce, intervienen en la fijación del nitrógeno, el crecimiento de las plantas y pueden ayudar a detener los patógenos en la vegetación.

Los investigadores explicaron que, “para cultivar plantas en lugares extremos donde los recursos son mínimos, es esencial aislar nuevos microbios que ayuden a promover el crecimiento de las plantas en condiciones de estrés”.

La ISS es un entorno extremo con un mantenimiento limpio, en este lugar la seguridad de la tripulación es la prioridad número uno, por esta razón es necesario comprender los patógenos humanos y vegetales.

Otros científicos recomiendan más biología experimental para demostrar que esto es un cambio potencial para la agricultura espacial.

Le puede interesar: UCAB: La educación en línea es una oportunidad para la formación

DOBLE LLAVE

María Gabriela Moncada

Tomado de El Sumario

Diez policías resultan heridos durante protestas en Londres

Artículo anterior

Extienden la cuarentena radical por siete días más

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.

Más en Destacadas