0

DOBLE LLAVE – Un profesor de la Universidad de Michigan, Todd Austin trabaja en el desarrollo del chip Morpheus, un pequeño semiconductor que cambia constantemente sus líneas de código.

El objetivo que busca el profesor Austin es esquivar los ataques de los ciberdelincuentes, y para ello, el chip modifica repetida y aleatoriamente los elementos de su código cada 50 milisegundos.

Le podría interesar: Investigadores abren la vía a una nueva generación de antibióticos

De esta forma, la velocidad de cambio constante, vulnerabilidades como Spectre y Meltdown, por ejemplo, desaparecerían en menos de un segundo con Morpheus. Austin aseguró que “ya ha resistido a todas las variantes conocidas de hackeo”.

Por los momentos, Morpheus no llegó al mercado y Austin se reunió con Valeria Bertacco, una compañera de la universidad, para lanzar Agita Lab y así comercializar el chip basado en la arquitectura RISC-V.

El primer cliente de Agita Lab es un equipo de expertos en seguridad nacional de Estados Unidos que trabajar en ver si el chip tiene vulnerabilidades y se puede instalar en los dispositivos tecnológicos del Departamento de Defensa del país norteamericano.

Astrea Moreno

Con información de agencias

El dispositivo Muama Enence puede traducir más de cuarenta idiomas

Artículo anterior

Científicos crean lentes que permiten hacer zoom

Siguiente artículo

Comments

Leave a reply

Más en Destacadas