La AfD propone que Alemania abandone el euro como moneda común en el continente y hasta seguir al Brexit



DOBLE LLAVE – Con un discurso mordaz y de tintes xenófobos, el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) se convirtió en la tercera fuerza política en ese país, al obtener el 12,6% de los votos y 94 diputados en las elecciones generales celebradas este domingo.

A continuación siete de las propuestas incluidas en su programa electoral que ponen en jaque el rumbo de la mayor economía de Europa:

Familia: El partido promueve una visión tradicional y nacional del modelo familiar: “Es necesaria una política demográfica nacional para contrarrestar la merma de nuestro pueblo originario alemán”. El partido además se muestra contrario al aborto y favorece en vez de ello dar niños en adopción. El concepto de familia lo limita a aquella formada por una mujer, un hombre y sus hijos.

Inmigración: “África no puede ser rescatada en Europa”, señala la formación. La AfD aboga por el “cierre inmediato de las fronteras” para evitar la llegada a Alemania de una gran cantidad de “peticionarios de asilo poco cualificados”. “Queremos decidir por nosotros mismos quién llega a Alemania y permitir exclusivamente la inmigración cualificada en caso de que sea necesaria”, indica el programa.

Además, rechaza la concesión de la nacionalidad alemana a hijos de migrantes nacidos en Alemania y aboga porque ésta se otorgue en base al principio “Ius sanguinis”, es decir, por derecho de sangre.

Soberanía nacional: “Alemania debe seguir siendo un Estado soberano y no formar parte de unos ‘Estados Unidos de Europa'”, indica el partido. La AfD precisa que en caso de que no sea posible retornar a una “Europa de las patrias” dentro de la Unión Europea (UE), Alemania debe seguir el ejemplo de Reino Unido y abandonar el bloque.

Identidad alemana: El partido se compromete con la cultura identitaria alemana y condena el multiculturalismo. “La AfD no va a permitir que Alemania pierda su perfil cultural en favor de una mal entendida tolerancia”, señala. “Hay que garantizar a largo plazo el futuro de Alemania y de Europa. Queremos dejarle a nuestros descendientes un país que todavía se pueda reconocer como Alemania”.

Islam: “El Islam no forma parte de Alemania”, insisten. La AfD rechaza la utilización del velo integral islámico en lugares públicos y en la administración pública. El partido reconoce la libertad de creencia, de conciencia y de culto pero exige limitar por ley la práctica religiosa.

Economía: La AfD propone que Alemania abandone el euro como moneda común en el continente y haga preparativos para poder volver al marco alemán si hiciese falta.

Seguridad nacional: El partido quiere combatir el crimen organizado, que vincula con la inmigración. “Dado que la mayoría de las personas que cometen delitos de crimen organizado son extranjeros, debería ser introducido el derecho de expulsión de estas personas en caso de que existan indicios razonables de pertenencia a uno de estos grupos”.

Ariadna García / @Ariadnalimon

Con información de dpa