Gobierno brasileño probará el tratamiento que hace diez años fue rechazado por autoridades sanitarias



Por más de una década los brasileños tomaron una píldora que contiene fosfoetanolamina como tratamiento contra el cáncer, las autoridades sanitarias lo prohibieron por falta de estudios clínicos acerca de su eficacia. El gobierno de Brasil decidió realizar pruebas de laboratorio durante siete meses a esta polémica pastilla, que algunas pacientes toman gracias a fallos judiciales.

La pastilla fue creada por un investigador de la Universidad de Sao Paolo (USP) y de ser efectiva, podría tener repercusión mundial. El gobierno realizará las pruebas en laboratorios con los que tienen convenios. En principio trabajaran con las píldoras creadas por la USP, luego los investigadores la sintetizarán a partir de la fórmula para realizar pruebas.

El resultado de la investigación será publicado en una web que creará el gobierno brasileño. Por su parte la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) determinará si las pruebas han tenido éxito, de ser positivo el resultado se comenzará a probar en humanos. Mientras tanto, el Ministerio de Salud recomendó a los pacientes que se abstengan de usar el medicamento, a pesar del permiso judicial, hasta tener resultados concretos.

GP

Con información de El Comercio.

Fotografía Gettyimages.

Comentarios