DOBLE LLAVE – El cielo, aunque no parezca, es controlado en su infinidad por astrónomos que se encargan de mantener actualizada la base de datos de la NASA, por eso el Sistema Solar y sus lunas, más de 775 mil asteroides, 3 mil 500 cometas, y recientemente, un automóvil deportivo rojo están siendo vigilados de muy cerca.

Y es que el multimillonarios, Elon Musk, director de Tesla y Space X, envió al espacio el más potente de los cohetes cargado nada más y nada menos que con su vehículo descapotable rojo (como para no llamar tanto la atención).

Se trata de una de las operaciones más ambiciosas del empresario, defensor del ambiente además, en la que se quiso demostrar que el cohete podía despegar con el peso de un auto. Normalmente, los vuelos de prueba llevan consigo un gran trozo de metal para que nada costoso o importante resulte dañado si el aparato explota.

Por eso, y más, Musk ofreció su propio Tesla para el lanzamiento del Falcon Heavy. El coche ahora se dirige a la órbita alrededor del Sol, luego llegará tan lejos como Marte, y regresará a estar tan cerca del Sol como de la Tierra.

El automóvil ahora está en la lista de Objeto Cercano a la Tierra, donde la NASA inscribe objetos que orbitan cerca del planeta Tierra.

Despegue del Falcon Heavy

Angélica Rodríguez.

Con información de CNN.

Consejos que protegen, datos de utilidad, personajes que orientan y más en nuestro canal de Telegram: https://t.me/DobleLlave