DOBLE LLAVE –  Facebook colocó ante un tribunal federal de Estados Unidos una denuncia contra una compañía neozelandesa que utilizaba la red social Instagram, también propiedad de Facebook, para vender servicios de “likes“, visualizaciones y seguidores falsos. Informaron que ya se procedido a suspender sus cuentas.

El responsable de Gestión de Plataforma y Litigaciones de Facebook, Jessica Romero, informó en un comunicado que la denuncia tiene el objetivo de “mandar el mensaje de que este tipo de actividad fraudulenta no está tolerada en nuestros servicios”.

De interés: Facebook restringirá los anunciantes de cara a las elecciones europeas

La compañía neozelandesa denunciada por Facebook, integrada por tres personas, utilizó diferentes compañías y sitios web para la venta de servicios falsos de interacción a cuentas de Instagram.

Facebook asegura que la compañía acusada continuó su actividad a pesar de haber recibido un aviso de que iba en contra de las políticas de uso de Instagram, por lo que procedió a eliminar sus cuentas en la red social.

La demanda solicita al tribunal que impida que los acusados reciban beneficio de la venta de likes, visualizaciones y seguidores falsos en Instagram, tanto por infringir sus términos de uso como por violar las leyes del estado de California (Estados Unidos) contra el fraude y abuso informático.

María Alejandra Guevara

Con información de dpa