El político aseguró que está siendo perseguido por los aliados de la destituida presidenta Dilma Rousseff



DOBLE LLAVE – El suspendido presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, renunció al cargo en medio de graves denuncias que lo vinculan con la trama ilegal de corrupción que operó en la petrolera estatal Petrobras.

Cunha, gran antagonista de la suspendida presidenta Dilma Rousseff, estaba apartado del cargo desde mayo, después de que la Corte Suprema lo acusara de interferir con las investigaciones en su contra.

Este jueves, el político, sorprendió a la comunidad internacional al asegurar que está siendo perseguido por aliados de Rousseff en el Poder Judicial brasileño, “estoy pagando un alto precio en relación al impeachment”, dijo al anunciar su renuncia en una rueda de prensa en Brasilia.

Actualmente, Cunha enfrenta dos procesos en la Suprema Corte y varias denuncias por supuestamente haberse beneficiado con los desvíos de fondos en Petrobras. Además, es objeto de un proceso de impugnación como legislador en la Cámara Baja, por haber ocultado tener cuentas bancarias en Suiza, donde se cree depositaba el dinero fruto de presuntos sobornos.

Yelimar Requena

Con información de dpa.

 

Comentarios