En la Universidad de Tsinghua, en Pekín, varios investigadores están desarrollando el primer cajero automático nacional con tecnología de reconocimiento facial.

El proyecto es financiado por la firma de seguridad para transacciones financieras Tzekwan Technology.

Su presidente, Gu Zikun, asegura que el avance reducirá los delitos cometidos por medio de cajeros automáticos y que forma parte del programa “Made in China”, el cual fomenta la innovación local.

Empresas de algunos países han probado cajeros que utilizan las huellas dactilares y también el reconocimiento facial para la identificación de los usuarios, aunque aún existen dudas sobre su viabilidad.

AG

Con información de FM Center.

Fotografía Gettyimages.