Estas leyes fueron avaladas por el Jefe de Estado, Jair Bolsonaro, quien insiste en que las personas deben portar armas si lo desean
0

DOBLE LLAVE – Este miércoles 17 de febrero el Partido Socialista Brasilero (PSB) presentó una demanda en el Tribunal Supremo para que suspendan los cuatro decretos avalados por el mandatario nacional, Jair Bolsonaro, que busca la flexibilización en el acceso a las armas de fuego.

El partido explicó que estos cuatro decretos ocasionarán que la población civil tenga auténticos arsenales”, lo que generará una “ausencia de fiscalización” de los mismos y por consiguiente un “aumento de la mortalidad en Brasil”.

El PSB mostró también su preocupación debido a que lo consideró una “grave amenaza institucional” el facilitar el acceso de armas de fuego a ciertos “segmentos específicos de la sociedad”, especialmente cuando el presidente en repetidas ocasiones estuvo solicitando “a sus bases la defensa armada de sus ideales políticos”.

Entre las promesas electorales de Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, en 2019 estaba el disminuir los límites de la posesión de armas en los ciudadanos

Bolsonaro publicó el pasado viernes, en vísperas de las vacaciones de Carnaval, cuatro decretos en total, con la firma de los ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo e Silva, y de Justicia, André Mendonça, en los que promovía la posesión de hasta seis armas de fuego por ciudadano.

La oposición y algunos sectores afines cuestionaron estas medidas, con ellas Bolsonaro podría estar incurriendo en una invasión de sus competencias, debido a que legislar compete exclusivamente al Poder Legislativo.

Sobre los decretos

Una de estas legislaciones extiende el periodo de registro de armas de cinco a diez años, permite también que los francotiradores y cazadores adquieran un mayor número de unidades de municiones.

A las autoridades de seguridad se les permitirá la compra de dos armas de usos restringidos, y se eliminaron una serie de elementos de los “productos controlados por el Ejército” que facilitarán la adquisición de estos.

Esta política de armas que promovió Bolsonaro generó una gran polémica en Brasil que tiene récords de homicidios. Desde inicios en 2019 Bolsonaro promulgó varias medidas que facilitan el uso y el porte armas, de esta manera está cumpliendo con una de sus promesas electorales.

Más información: Baltazar Porras viajó a Roma para definir ceremonia de beatificación de José Gregorio Hernández

María Gabriela Moncada

Con información de agencias de noticias y medios internacionales

EE.UU. investigará ciberataque que afectó a más de 100 empresas y al gobierno

Artículo anterior

La UE evalúa recurrir al nuevo sistema de sanciones por Derechos Humanos

Siguiente artículo

Comments

Comments are closed.