DOBLE LLAVE – El Ministerio de Salud de Uruguay, junto a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), iniciaron desde este martes 4 de diciembre un programa que va de la mano con los ciudadanos, para eliminar la transmisión maternofilial del VIH, la sífilis, la enfermedad de Chagas y la hepatitis B (VHB) en el país.

Con esta idea, el Gobierno nacional pretende reducir la tasa de transmisión maternoinfantil del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) al 2 % y la incidencia de la sífilis, con una prevalencia actual del 2 %, a un 0,5 % por cada 10.000 habitantes.

Más información: Banco Mundial elevará inversiones para luchar contra el cambio climático

Susana Cabrera, responsable del programa ministerial para el VIH, explicó que para la disminución de ambas afecciones de transmisión sexual, se podrá especial atención a las parejas no tratadas de los afectados.

“Los afectados por este virus se detectan alrededor de 1.000 casos en el país, principalmente entre determinados subgrupos, donde preocupa la transmisión de madre a hijo por la lactancia. Aún hay personas que la adquirieron por su madre y que no tienen síntomas, pero que se están quedando embarazadas y el niño puede adquirirla, hay es donde hay que incidir”, explicó.

En el caso de la enfermedad de Chagas, Cabrera apuntó que es causada por un parásito protozoario, valoró la “muy buena” situación actual, pues no existe ya transmisión vectorial desde el año 1995, y además, su probabilidad de curación es “muy alta”.

Por otro lado, la directora general de Salud, Raquel Rosa, destacó que los movimientos migratorios desde otros países latinoamericanos, donde aún no se ha cortado la enfermedad, como Bolivia, Brasil, Paraguay, Perú u otros lugares de centroamérica, es otro factor que hay que tener en cuenta, ya que aún “no se sabe cómo puede influir” en la transmisión.

De interés: Austria propone atrasar hasta 2021 la decisión sobre cambio horario

Mientras que, para la hepatitis B, la iniciativa perseguirá vacunar a los hijos de mujeres infectadas en el momento del nacer, en vez de esperar hasta los dos años como lo hace el resto de la población, concluyó Cabrera.

María Alejandra Guevara

Con información de Unión Radio 

Forma parte de nuestra comunidad en Telegram aquí https://t.me/DobleLlave