La innovación está inspirada en un helecho, y puede solucionar la recarga de móviles o de los coches híbridos



DOBLE LLAVE – Investigadores de Australia realizaron un estudio a través del cual crearon un electrodo basado en Grafeno, dicho conductor aumenta en un 3.000% la capacidad de almacenar energía solar. El electrodo está combinado con supercondensadores, que pueden crear una nueva generación de células fotovoltaicas capaces de solucionar la recarga de móviles o de los coches híbridos.

Este tipo de tecnología es flexible y puede fijarse a las células fotovoltaicas, lo que supone que de ahora en adelante se podrán desarrollar tecnologías que permitirán a los teléfonos móviles, los portátiles y relojes inteligentes usar eficazmente la energía solar para asegurar su funcionamiento.

Los ingenieros a cargo del proyecto usaron supercondensadores capaces de sustentar una densidad de energía inusualmente alta en comparación con los condensadores normales. A pesar de que en la actualidad los supercondensadores no pueden almacenar suficiente energía para hacer con ellos baterías solares viables. Para solucionar esta problemática el equipo de la Universidad RMIT de Melbourne investigó cómo los organismos vivos llegan a almacenar mucha energía en una superficie pequeña.

El electrodo se basa en las formas fractales de la hoja del helecho, que se auto-replican como las miniestructuras presentes en el interior de los copos de nieve. Los ingenieros han utilizado este concepto para mejorar el almacenamiento de la energía solar a nivel nanométrico.

Esta nueva creación podría ser aplicada a la construcción de paneles en los coches, en los teléfonos inteligentes y en las gafas inteligentes. Incluso dejaría de ser necesario recargar las baterías de los móviles o usar estaciones de recarga para los coches híbridos actuales.

Ninoska Moncada / @ninoskamci

Con información de tendencias21

Comentarios